El 31 de marzo solicitamos a la Fiscalía que investigara el incumplimiento de la obligación de clasificar a los Residentes en función del posible grado de contagio con el virus. Esta clasificación debería haber estado realizada el 22 de marzo. El Ayuntamiento de Alcorcón también se ha dado cuenta de esta circunstancia, que era de vital importancia. Ha podido costar vidas su no realización. Lo más importante es que se han aceptado sus medidas cautelarísimas de dotación de más personal y más material para todas las Residencias del municipio: Sanitas Alcorcón, Campodón, Amavir Alcorcón y la Residencia pública de Alcorcón.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *