“Esta pandemia ha puesto de relieve los rincones

 menospreciados de nuestra sociedad.  En toda la

región europea, los cuidados a largo plazo han sido

 notoriamente descuidados.  Pero no debería ser así»

Hans Kluge

No sé de esas lunas

No sé de esas lunas que el tiempo acumuló

hasta desgastar la pálida orilla de tus ojos,

no sé medir el ancho de las horas

que se extraviaron en la cuenta de tus sueños,

no sé de lo profundo del aljibe

donde fueron a caer tus últimas certezas,

no sé el matiz de la luz que recorría

los visillos de tu alcoba

ni la incontable soledad que condujo su noche

hacia tus manos.

No sé cuándo nos hicimos piedra,

no sé cuándo vuestro invierno fue nuestro olvido,

no sé cuándo el hambre de los buitres

hincó en la vejez sus poderosas garras

—insaciables de recortes—

sin alcanzar a ver su magnitud.

No sé decir en qué momento

se cegaron las mirillas

y recogimos los felpudos

y vaciamos los jardines

y miramos al suelo

y aceptamos el revés del mundo

desdibujando la frontera del cuidado y el amor.

Me duele tanto tu ausencia,

esta despedida,

estas migajas de inexistentes abrazos,

este de repente así de improviso,

este sinsentido,

esta certidumbre irremediable

de no haber estado a la altura.

No sé de tus ojos,

no sé de esas horas,

no sé de ese aljibe.

Mamen Hernández Cobos

Poesía ganadora 1er premio de la 3ª categoría

del XXIII Concurso de Poesía Fiesta Internacional

del Trabajo (Mota del Cuervo).

POESIA GENEROSAMENTE DONADA POR SU AUTORA A PLADIGMARE, en reconocimiento de la labor de la Asociación.

En memoria de los que se han ido: «Vamos a la casa definitiva»

https://www.pladigmare.es/wp-content/uploads/2020/06/Vamos-a-la-casa-definitiva.mp4

‘Hermann’, la historia del anciano con Alzheimer que tocaba para sus vecinos se convierte en cortometraje

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *